lunes, 25 de noviembre de 2013

GONZALO ROJAS




LA ETERNIDAD


 
Auguste Rodin (1840-1917). Escultor francés. La eterna primavera, 1888




     Sin tener qué decir, pero profundamente
     destrozado, mi espíritu vacío
     llora su desventura
     de ser un soplo negro para las rosas blancas,
     de ser un agujero por donde se destruye
     la risa del amor, cuyos dos labios
     son la mujer y el hombre.

     Me duele verlos fuertes y felices
     jurarse un paraíso en el pantano
     de la noche terrestre,
     extasiados de olerse y acecharse
     como los muertos, solos.

          "Oh amantes: no durmáis hasta la aurora,
     hasta que el sol reemplace vuestra furia
     y entre por las cortinas a besaros los ojos.
     No durmáis, Juventud, que la Vejez
     os espía detrás de la ventana
     con su cara invisible".

     "No durmáis, proseguid
     vuestra lucha, templad
     sin cesar vuestras armas seductoras
     con el tacto insaciable, con la sed
     del primer huracán, a sangre y fuego.
     No durmáis. Que el furor
     os libre de mis manos asesinas".

     "Soy vuestra peste. Soy
     el que os sopla al oído la verdad de la tierra,
     los designios aciagos:
     he perdido mi cuerpo, porque yo soy la voz
     de los cuerpos perdidos".


     "No durmáis, hasta el sol.
     No durmáis, mis hermosos amantes. No escuchéis
     las olas del abismo".

     Todos me ven y me oyen,
     todos me temen, todos los que sufren el tiempo
     como una pesadilla indescifrable,
     y todos me preguntan quién soy, pero es inútil:
     mi máscara es la noche.

 



De: La miseria del hombre (1948)





Gonzalo Rojas Pizarro
(Lebu, 20 de diciembre de 1917 – Santiago, 25 de abril de 2011) poeta chileno perteneciente a la llamada «Generación de 1938». Su obra se enmarca en la tradición continuadora de las vanguardias literarias latinoamericanas del siglo XX. Ampliamente reconocido a nivel Hispanoamericano, fue galardonado, entre otros, con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 1992, el Premio Nacional de Literatura de Chile 1992 y el Premio Cervantes 2003.

2 comentarios:

j.julio dijo...

Recuerdo mi visita en París al Museo Rodin y cómo quedé impresionado por la fuerza de las esculturas
Enhorabuena por los blogs!
Saludos

Elizabeth Conte Chassin-Trubert dijo...

Gracias por acercarse, J Julio. Rodín es un artista que me apasiona, su trabajo creador es imponente ¡Un abrazo!