lunes, 3 de junio de 2013

ALFREDO SILVA ESTRADA

LA MUJER ABRAZADA AL VIEJO ÁRBOL


 
Hengki Koentjoro. Fotógrafo indonesio.


Abrazada al viejo árbol

eras savia y ternura

—savia y sangre—

en un solo vivir

y una silueta sola.

Tu piel sobre la dura corteza. Y tus latidos

casi en el corazón del viejo árbol.

Ahora te recuerdo como flor de blancura

parásita en el tronco.

Fuiste mujer y árbol

—sangre y savia—

En un solo vivir

Y una silueta sola.




De: Poemas iniciales (escritos entre los 15 y 18 años de edad)




Alfredo Silva Estrada
(Caracas, 1933 – 2009). Poeta y traductor venezolano.

1 comentario:

Manuel j. Rodrìguez dijo...

Ingresar al interior del poeta, es hurgar en sus sentimientos, para encontrar esas emociones recónditas y que afloran solo en momentos de nostalgias y tristezas, cuando el poeta escribe, lo hace y dice lo que no puede contar, lo que quisiera contar, pero en el silencio de los sueños y saber que sera comprendido, sin dar explicaciones.